Antes de irse Alcalde Reparte Patrimonio Municipal

Estándar
  • palaBase de Última Hora  para Empleados. Entre Ellos Aviadores.
  • Otorga Nombramientos y Oficinas.
  • Pretende Nombrar Cronista Sin Sustento.

En deterioro de las finanzas públicas locales el alcalde saliente Rogelio Ortega Camargo basifica cientos de empleados municipales de los cuales el 50 por ciento cobraba sin devengar el sueldo. Además de entregar nombramientos.

Los ahora empleados con derechos laborales en el ayuntamiento porteño son canalizados en áreas fuera del edificio principal, como el rastro municipal, Unidad Deportiva, Casa de la Cultura y Jefaturas de Tenencia, donde pasan las horas sin trabajar pues no tienen asignada ninguna tarea, sólo la “orden” por parte de oficialía mayor de permanecer ahí.

Muchos de los cuales pertenecen a departamentos como Protocolo, del cual se rumora que su titular, Gonzalo Contreras, permanecerá ahí por acuerdos políticos al igual que varias áreas donde se cree no serán removidos sus responsables entre las cuales está Comunicación, donde simularon un relevo que jamás se dio.

Con una nómina tan alta se desestabilizará la próxima administración municipal la cual entra en funciones este primero de septiembre y podría  provocar la parálisis de las obras de gobierno para pagar al excesivo personal.

El ayuntamiento de Lázaro Cárdenas ha sido por décadas el botín que ofertan los políticos como “Bolsa de trabajo” si la negociación es decente, pero como surgió durante la administración saliente, muchos de los “trabajadores” son aviadores, es decir, cobran si devengar un sueldo.

Y varios de ellos ha adquirido la condición de trabajadores eventuales a basificados, término que se señala cuando un eventual adquiere contrato de trabajo por tiempo indefinido, lo cual le da estabilidad en el puesto y para ser cesado debe existir un motivo o pagársele una indemnización.

Lo contrario es el trabajador eventual, que tiene un contrato por tiempo determinado o por obra que terminará al finalizar el plazo o el trabajo señalado. Situación que causó extrañeza con el sindicato que mantiene la propuesta de sindicalizar 70 plazas a diferentes áreas, la cual probablemente se concrete con el nuevo cabildo.

La contratación colectiva que de manera ilegal y sorpresiva realizó el presidente municipal a días de dejar el cargo, sangra los dineros del municipio pues muchos de los “basificados” no cumplen con sus obligaciones porque ni siquiera les asignaron labores específicas, “solo matan el tiempo”  mientras llega los nuevos representantes del gobierno municipal, situación que ha despertado sentimientos de inconformidad de los que sí trabajan.

Por otra parte, se desconoce cómo concluyó el proceso de entrega- recepción, porque la comisión del presidente electo  que debió establecer los mecanismos del proceso de cambio de poderes en el municipio no ha informado la situación oficial en que recibió.

De tal forma que se desconoce si pidió cuentas claras, o si se elaboró un acta de todas las obras que se entreguen como terminadas y que no se hicieron o que se encuentran inconclusas. Hay quienes opinan que pudieran ser acuerdos políticos porque pese ser secreto a voces las “nuevas altas” el silencio permaneció como mudo testigo.

MÁS IRREGULARIDADES

Ésta no fue la mayor irregularidad cometida por el ayuntamiento que comandó el locutor Rogelio Ortega Camargo, ya que las firmas de actas de cabildo sin sesionar fue la constante y no excepción y el nepotismo caracterizó al gobierno saliente, sin que hasta hoy auditoria superior de Michoacán haya hecho comentarios al respeto.

Más aún ha repartido  –según voz de los propios beneficiarios- bienes y espacios del gobierno municipal a diestra y siniestra sin consentimiento de la mayor parte de los integrantes del cuerpo de gobierno, sin contar a las que no fueran convocados y a las que cuando se llegaron a realizar fue a puerta cerrada evitando principalmente la presencia de los representante de medios de comunicación.

Para la tarde del 31 de agosto, su último día de gobierno, Rogelio Ortega, pretende validar por cabildo designaciones  importantes sin soporte, tal es el caso del Título de Cronista de la Ciudad, asignación que pretende entregar al corresponsal de La Voz de Michoacán como premio por callar  irregularidades.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s